Comprar para comprometerse. La figura del “consum’actor” (consumidor-actor) del comercio justo en Francia

Gabriela Parodi

El comercio justo como circuito comercial internacional tiene más de medio siglo de existencia. Busca revalorizar la relación de intercambio Norte-Sur a partir de la inclusión de pequeñas unidades productivas en el mercado mundial de materias primas. En los países del Norte, sus promotores (importadores, certificadores, transformadores, asociaciones) lo distinguen del comercio llamado tradicional a través de criterios específicos. El principal de éstos es el pago de un precio “justo” a pequeños productores, es decir, un “precio mínimo garantizado para evitar que aquellos se sometan a las fluctuaciones de precios de los cursos mundiales de materias primas”. Se incluyen también otros criterios como son la supresión de intermediarios en la cadena comercial, la inclusión de productores marginalizados del sistema, la sustentabilidad económica, social y ambiental de estos mismos actores.

Como todo circuito comercial, el comercio justo incluye tres sectores diferenciados: el sector de la producción, el sector de la comercialización y el sector del consumo. En la investigación, que ha sido objeto de una tesis de doctorado en sociología, privilegié el análisis del consumo en Francia y sus especificidades, abordando los otros dos sectores de manera transversal.

La tesis se centró en el análisis de la figura del consumidor-actor del comercio justo presente en los discursos de promotores y de consumidores franceses inscriptos en este circuito comercial. Busqué describir y comprender cómo se fabrica en la sociedad contemporánea la idea de “comprar para comprometerse”, específicamente a través de la compra de productos del comercio justo.

La observación de las campañas de promoción organizadas por los promotores y las entrevistas en profundidad realizadas a promotores, consumidores y productores (principalmente peruanos) del comercio justo, permitieron poner en perspectiva los argumentos de unos y otros sobre esta lógica de “comprar para comprometerse”, pudiéndose observar un mecanismo intrínseco a ella: la recalificación del consumidor en consumidor-actor.

La caracterización de los actores (productores, promotores y consumidores) que participan del consumo justo, dio lugar a una distinción entre diferentes lógicas y categorías. Por ejemplo, en el caso de los productores diferencié entre productores de artesanía y de materias primas (principalmente de café). Para el caso de los promotores, entre aquellos que representan la certificación a través de sellos del “comercio justo” y los que se posicionan como un colectivo militante. En cuanto a los consumidores, consideré, por un lado, a los consumidores individuales (militantes o “advertidos”) y, por el otro, a los colectivos (empresas, municipalidades, etc.). Esta cartografía de actores y de lógicas identificadas para describir y caracterizar el consumo justo francés constituyó el marco de relaciones para dar lectura a los distintos ejes de análisis.

Dos niveles de análisis fueron objeto de este trabajo. Un primer nivel describe lo que llamamos la “fábrica de la figura del consumidor-actor”. El estudio de diferentes dispositivos (jornadas de formación organizadas por las asociaciones militantes, animaciones comerciales en supermercados, acciones de sensibilización en espacios gubernamentales y universitarios) puso en evidencia que esta figura tiene un uso social, aparece en el espacio público (al nivel de los poderes públicos, los medios, las asociaciones de consumidores) como un medio de interpelación y se institucionaliza como figura del consumidor “comprometido o ciudadano”. Sin embargo, la realidad de su apropiación, es decir reconocerse como un consumidor-actor (un consum’actor) es variable según el tipo de consumidor. Concluimos que existe una distancia entre una función de tipo ideal de esta figura, construida por los promotores, y los límites de su apropiación por parte de los consumidores efectivos. Dicha apropiación se realiza de manera heterogénea según la forma más o menos politizada del argumento dado por el consumidor. Si bien la valorización del acto de “compra justa” es un mecanismo compartido por promotores y consumidores, los términos de esa valorización tienen matices que se explican por la porosidad de los campos (mercado, consumo, política) que entran en consideración a la hora de definir ese compromiso. Así, caracterizar el acto de compra como “justo, comprometido” y hasta “político”, implica tomar en cuenta las prácticas y significaciones de lo que “comprar para comprometerse” quiere decir.

Un segundo nivel de análisis aborda la propia idea de “compromiso” del acto de consumo según los actores. Fueron analizadas dos controversias: una sobre la práctica de venta de productos a través de circuitos convencionales (los supermercados); la otra, sobre los límites observados, a nivel teórico y en términos sociopolíticos, para caracterizarlo como consumo de “compromiso político”.

Los resultados obtenidos a partir de dichos ejes de análisis permitieron explicar cómo funciona un doble proceso, por un lado, de politización del acto de compra y, por el otro, de despolitización de los argumentos utilizados por los actores, hipótesis central de la tesis.

La investigación posdoctoral que inicio actualmente en el CEIL-CONICET, con la dirección del Dr. Guillermo Neiman y la co-dirección de la Lic. Silvia Gorenstein, se inscribe en la prolongación de esta tesis. El actual proyecto propone retomar el concepto de “pequeño productor” para analizar la realidad socioeconómica de productores vinculados al comercio justo en sectores productivos específicos de la Argentina como los del algodón, la miel, los frutos secos, las frutas frescas, la yerba mate, el vino y el pimiento para pimentón.

           

Tesis de doctorado de sociología realizada en la Universidad de Nantes, Francia.
Directora: Prof. Véronique Guienne

Defendida y aprobada el 18 de noviembre del 2011, en Nantes, Francia.

Para citar este artículo: CEIL, "Comprar para comprometerse. La figura del “consum’actor” (consumidor-actor) del comercio justo en Francia", 9 agosto, 2013, URL:http://www.ceil-conicet.gov.ar/2013/08/comprar-para-comprometerse-la-figura-del-consumactor-consumidor-actor-del-comercio-justo-en-francia/. Consultado: 28 febrero, 2024