Un análisis del Presupuesto Nacional 2019: recortes de fondos para Ciencia y Técnica y CONICET / Emilia Buccella y Gustavo Ludmer

El viernes 9 de noviembre de 2018 los economistas integrantes del CEIL (Centro de Estudios e Investigaciones Laborales) Emilia Buccella y Gustavo Ludmer presentaron ante el Consejo Directivo un análisis del Proyecto de Presupuesto Nacional para el año 2019 y las partidas presupuestarias asignadas al Sistema Científico y Tecnológico y el CONICET. La presentación constó de tres partes. En la primera, se examinó el escenario macroeconómico argentino del año en curso y el esperado para 2019. En la segunda, se describieron las partidas presupuestarias asignadas al Sistema Científico y Tecnológico en el Presupuesto 2019. En la última parte de la exposición, se hizo énfasis en los fondos presupuestados para el CONICET para el año próximo. A continuación se presenta una breve reseña y se adjunta la presentación brindada.

En primer lugar, se realizó una descripción sobre la situación económica actual. Los economistas analizaron la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) esperado por el Poder Ejecutivo Nacional para los años 2018 y 2019, mediante un estudio detallado de los componentes de la demanda agregada. Asimismo, destacaron los efectos perjudiciales del incremento de la deuda externa sobre las finanzas públicas, al incrementar los gastos que tiene que enfrentar el Estado por el pago de intereses. Esta dinámica tiene lugar en combinación con las sostenidas subas de tasas de interés que retribuyen los pasivos del Banco Central (actualmente, las Letras de Liquidación –LELIQ- y las Letras del Banco Central -LEBACs). Esta decisión de política monetaria, en un marco de apertura y desregulación del sistema financiero, atrae capitales especulativos a la deuda pública. El incentivo en el corto plazo al ingreso de este tipo de capitales desencadenó una burbuja especulativa, eje central del modelo económico actual.

Los economistas señalaron que la suba de la tasa de interés de referencia de Estados Unidos junto a factores internos vinculados a dudas en torno a la sustentabilidad macroeconómica provocaron el desarme masivo de posiciones financieras en pesos para situarse en activos nominados en moneda estadounidense. Esto llevó a las dos crisis cambiarias que enfrentó el país en mayo y agosto de este año, que tuvieron como desenlace los acuerdos firmados entre el Gobierno Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI), plasmados en la firma del Memorándum de Políticas Económicas y Financieras y un Memorándum de Entendimiento Técnico. Se explicó, asimismo, el mecanismo de la suba de tasas de interés con el objetivo de frenar la corrida cambiaria, así como sus consecuencias negativas en términos de empleo, inversión y costos, en particular para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs).

Buccella y Ludmer hicieron especial énfasis en el fuerte ajuste sobre el gasto público que debe llevar a cabo el Estado Nacional según lo acordado con el FMI. Entre los rubros más importantes afectados por el recorte se destacan el sistema de seguridad social (jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares), los salarios de empleados estatales, las obras públicas y las tarifas de transporte y de los servicios públicos.

En este contexto, el presupuesto 2019 contiene un fuerte ajuste real de los recursos en relación con el ya reducido nivel de 2018 para todos los organismos del Estado destinados a Ciencia y Técnica: INTA, INTI, CONICET, CONEA, SMN, entre otros. En particular, el ajuste recae en mayor magnitud sobre la CONAE y el INTI, organismos que ven reducidos sus presupuestos en 30% en términos reales respecto al año 2018. Cabe agregar que la inflación implícita para calcular estas caídas presupuestarias es la estimada por el Gobierno Nacional para el año 2019: 23% diciembre 2019 vs. diciembre 2018 (o 34,8% promedio 2019 vs. promedio 2018). En caso de que la inflación supere la estimación del Gobierno y no se realicen incrementos presupuestarios, la menor disponibilidad de recursos será aún mayor.

En este sentido, el ajuste presupuestario sobre el CONICET explica la desaceleración de los ingresos del organismo y la fuerte caída del poder adquisitivo de los salarios y becas, dado que los ajustes de salarios nominales han estado desde 2016 sistemáticamente por debajo de los niveles inflacionarios. En este contexto sumamente restrictivo, un elevado y creciente porcentaje de los recursos disponibles se destinan en mayor medida al pago de sueldos, dejando escaso margen para el financiamiento de proyectos de investigación (sólo 5% en el presupuesto de 2019). El ajuste presupuestario sobre el CONICET, principal organismo del Estado argentino para la innovación tecnológica, pone en peligro la continuidad del desarrollo científico en nuestro país. Revertir esta dinámica constituye un paso necesario si se desea retomar un sendero de crecimiento económico basado en la diversificación productiva, la innovación tecnológica y la agregación de valor.

[Presupuesto 2019 y CONICET]