El CEIL recibirá la colección completa del Servicio de Documentación e Información Laboral (o “archivo Dimase”)

A partir de una gestión realizada por nuestro compañero Darío Dawyd en los próximos meses comenzará a ingresar a la biblioteca del CEIL el archivo personal de Leonardo Dimase (donación efectuada por su hijo) que contiene una de las fuentes más importantes y de difícil acceso en su versión completa para los estudios históricos sobre el movimiento obrero en la Argentina.

Leonardo Enrique Dimase nació en Pergamino el 4 de julio de 1920 y murió el 9 de mayo de 1987. Fue profesor titular de Derecho del Trabajo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

El servicio de Documentación e Información Laboral presentó su primer Informe Laboral el 10 de marzo de 1960. Los temas del primer número fueron: conflictos, convenios, agrupamientos sindicales, vida sindical y legislación. En presentación del servicio el propio Dimase expresa que “la serie Informes, cuyo primer número ofrecemos hoy, no es sino una de las muchas manifestaciones de la tarea que DIL se ha propuesto desarrollar. A través de entregas sucesivas se tendrá, mes a mes, una visión amplia y objetiva de todo cuanto ocurra en el plano social y, en particular, en el campo laboral”.

Los Informes Laborales del DIL son una fuente importante para el conocimiento del movimiento obrero, tanto de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires, como de gremios y federaciones de distintas regiones del país. El DIL publicaba mensualmente los Informes Laborales, que recopilaban informaciones de diversos temas del mundo laboral (conflictos, convenios, movimientos en los nucleamientos sindicales, legislación, etc). Posteriormente editaron los Informes Políticos y otras publicaciones de diversa periodicidad, todas relacionadas con el mundo político y laboral.

Los Informes Laborales tuvieron dos etapas, la primera abarcó desde su nacimiento en febrero de 1960 hasta su cierre en 1976. La segunda etapa comprendió los años 1982 hasta 1989. A partir de 1987, su hijo Miguel se hizo cargo de los DIL hasta que finalmente se ve obligado a cerrarlo debido a la crisis económica por la que atravesaba en ese momento el país.

En 1972, el diario La Opinión publicó una reseña sobre el Informe Nucleamientos Sindicales en la que expresó: “Una breve historia de la evolución de los núcleos políticos que integran el movimiento obrero argentino, apoyados en una serie de cuadros estadísticos, ha sido publicada por una organización periodística especializada en las informaciones vinculadas al mundo del trabajo, Documentación e Información Laboral (DIL). El documento se integra con un rápido racconto de la conformación de los nucleamientos sindicales durante los últimos 15 años, efectuado con un criterio objetivo. El desarrollo del proceso tiene un alto interés para evaluar la situación actual del movimiento obrero y las raíces de cada sector presente en el pasado inmediato de esas luchas, esencialmente políticas [...] Las publicaciones DIL inauguraron con este Documento un nuevo tipo de servicio, que se añade a los que ofrecen habitualmente, relacionados con convenios, asambleas y conflictos sindicales, y con interpretaciones periódicas de las vinculaciones entre la situación del movimiento obrero y el panorama político” (La Opinión, martes 15 de agosto de 1972, p. 10).

Con el correr de los años, a la Serie Informes Laborales añadieron en 1964 la Serie Informes Políticos (“Aparece mensualmente desde 1964. Exhaustivo análisis del proceso nacional”) y en 1972 la Serie Textos Legislativos (“Aparece mensualmente desde 1972. Contiene textos completos de leyes, decretos, resoluciones y proyectos legislativos, referidos a los campos laboral y previsional”). Al margen de estas tres publicaciones mensuales, con diversa periodicidad aparecieron la Guía de Organizaciones Gremiales (“Registro de más de 4000 organizaciones con domicilio, número telefónico y nómina de dirigentes”), Nucleamientos Sindicales (“Antecedentes y evolución de los núcleos que actúan en el campo sindical, con interesantes datos estadísticos”), y Remuneraciones (“Salario vital, mínimo y móvil. Antecedentes, legislación, escalas salariales por zonas, etc., incluidos cuadros sobre la evolución de las asignaciones familiares”)

En una notificación de 1972 dirigida a los suscriptores, se menciona a las personas e instituciones adheridas. Allí se señalan diversos sindicatos y federaciones obreras, como La Unión Ferroviaria, Petroleros del Estado, el sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, diarios como La Opinión o Clarín, hasta empresas multinacionales como FIAT SOMECA, The Bank of Tokio LT, la Embajada de la República Federal Alemana, y servicios de inteligencia como la S. I. D. E. y la S. I. E.

El Archivo Leonardo Dimase que recibirá el CEIL cubre las fechas extremas de 1935 – 1990, mientras que las fechas predominantes del mismo son 1960-1989. Consta de alrededor de 700 cajas (unos 70 metros lineales), 532 de la sección “No Gremial” (que se compone de diversos documentos de las instituciones más gravitantes de la vida política argentina, y de revistas de interés general y políticas, internacionales y economía, entre otras) y 162 dedicadas al sindicalismo.

La sección “No Gremial” se compone de documentos originales, publicaciones oficiales, recortes y otras fuentes que hacen hincapié en diversas cuestiones político-sociales. La dividimos en dos subsecciones: Documentos y Publicaciones Periódicas. La subsección Documentos es fuerte en CGT, Comentarios gremiales, Comentarios políticos, Economía, informaciones de países en numerosas cajas, Internacional, Política, Política nacional y Política internacional. La Subsección Publicaciones Periódicas se compone de Revistas de interés general (como Periscopio, Visión, Confirmado, Panorama, Análisis, Primera Plana, Criterio, De Pie, Qué, Análisis, Extra y numerosas revistas menos conocidas), de agrupaciones políticas (como Inédito, La vanguardia, El Peronista, Nueva Democracia, Entre todos, El Descamisado, Sin Censura, Avanzada Socialista, Nuevo Hombre, Nueva Hora, Las Bases, El federal, Trabajadores, Patria Bárbara, izquierda popular, la causa, Combate, ya, La Causa Peronista, Pregón, Descamisado y numerosas revistas menos conocidas) y revistas gremiales (como Renovación sindical, Prensa Obrera, Dinamis, 32 Gremios Democráticos).

La sección sobre “sindicalismo” se compone de documentos originales, publicaciones oficiales de los sindicatos, publicaciones de agrupaciones sindicales, recortes y otras fuentes de casi la totalidad del sindicalismo argentino. Está integrado por documentos de los gremios más gravitantes en la vida sindical argentina, como Agrarios, Alimentación, Bancarios, Azucareros, Carne, Comercio, Construcción, Docentes, Estatales, Ferroviarios (UF y LF), Gráficos, Luz y Fuerza, Mecánicos, Marítimos, Metalúrgicos, Navales, Petróleo, Portuarios, Telefónicos, Tranviarios y Vestido. Asimismo, se incluyen documentos de sindicatos que integraban la CGT pero no participaban de su vida política, por lo cual se ha conservado poco sobre los mismos y son poco estudiados. Los materiales de cada sindicato se encuentran distribuidos entre diferentes cajas, y en gran cantidad de casos se mencionan actividades que incluyen empleados, obreros y supervisores.